Publicado el: 14/10/2011 - 2:50pm

77% de las especies de pescados comestibles del Atlántico Norte podrían desaparecer

Etiquetas
Compartir

Los ecologistas critican las políticas pesqueras de la Unión Europea.

Informa así ABC


La política pesquera de la Unión Europea no está exenta de polémica. Los ecologistas califican como destructivo el modelo de pesca europeo porque el método utilizado, el arrastre de profundidad, daña y sobreexplota los caladeros del Atlántico Norte.

Para la organización Greenpeace, el estado actual de los recursos demuestra que las política europea no ha servido para nada ya que el 77% de las poblaciones de peces están agotadas. Entre los años 1996 y 2010, la pesca de arrastre de profundidad, que acaba con la vida de miles de especies, ha recibido subvenciones de unos 142 millones de euros en España, según denuncia Greenpeace.

Para atajar de raíz el problema, la organización ecologista solicita a la Unión Europea que se reforme la ley para que tenga cabida “el desguace urgente de los barcos más destructivos y la eliminación de prácticas pesqueras dañinas”, explica a ABC Celia Ojeda, responsable de la campaña de Oceános de Greenpeace.

Los consumidores también tienen capacidad de actuación. Clientes y supermercados pueden colaborar al rechazar comprar especies de profundidad como el fletán, el fletán negro, el rape o la maruca, subraya Celia Ojeda.

Otro de los “vicios” de la política europea reside en los descartes. Cuando los pescadores sobrepasan sus cuotas acaban tirando por la borda los excedentes y especies de menos tamaño del permitido. “Si se pesca con los métodos adecuados, no se cae en la prohibición. Los pescadores pueden planificar de antemano su trabajo diario. Debería haber más vigilancia a bordo de los barcos”, puntualiza la responsable de Oceános de Greenpeace.

El activista medioambiental e investigador de la Universidad de Sussex, Tristram Stuart también es crítico con la política pesquera común. “Es de vital importancia que los estados miembros se pongan de acuerdo en la regla a seguir con los descartes en la reforma de 2012. No queda tiempo para la prevaricación”, afirma tajante Stuart.

Asimismo, Tristram Stuart critica que el sistema de cuotas propicia el despilfarro de especies. El investigador británico propone declarar más reservas marinas en las que se prohíba la pesca de animales protegidos.

Facebook

Disqus

77% de las especies de pescados comestibles del Atlántico Norte podrían desaparecer