4shared
Publicado el: 13/07/2012 - 11:10am

Nueva matanza en Siria. Las tropas acorralaron y dieron muerte a unas 227 personas en Treimse

Compartir

El Observatorio Sirio de derechos Humanos y testigos presenciales denunciaron una de las mayores matanzas ocurridas en Siria desde el estallido del  conflicto. Unas 227 personas fueron acribilladas por la artillería del Ejército, después de haberlos cercado. Muchas de ellas fueron literalmente degolladas por milicianos shabiha a las órdenes del régimen.

El gobierno de Bashar el Assad niega su responsabilidad y afirma que esas acciones fueron hechas por “terroristas” que se adueñaron del pueblo y que -por el contrario- tres soldados murieron cuando intentaban desalojarlos.

Los  hechos ocurrieron ayer jueves, en la ciudad de Treimse, al noroeste de Hama, apenas días después que Kofi Annan había supuestamente arrancado un acuerdo de transición pacífico con Bashar el Assad.

Inquietud por la posibilidad del uso de armas químicas

Por otro lado, las autoridades americanas detectaron que el régimen sirio ha empezado a movilizar sus armas químicas de sus lugares habituales. Los funcionarios estadounidenses están divididos en torno al significado de estos movimientos. Unos piensas que Bashar el Assad pretende ponerlas a salvo, pero otros temen lo peor el uso de esas armas químicas contra su población.

La información de El País

Se trata, probablemente, de la mayor matanza desde que hace 16 meses estalló la rebelión en Siria. El Observatorio Sirio de derechos Humanos señaló hoy que el jueves murieron al menos 150 personas de la pequeña ciudad de Treimse, pero testigos presenciales elevan el número de víctimas mortales a 227, mientras que el de heridos rondaría los 300.

La aniquilación de parte de la población de esa pequeña ciudad, situada a 35 kilómetros al noroeste de Hama, ha provocado una enorme oleada de indignación, pero no parece que vaya a ablandar a Rusia en su rechazo de la propuesta de resolución presentada ante el Consejo de Seguridad por varios países occidentales.

En la madrugada del jueves, Treimse fue cercada por el Ejército, que impedía a su población huir, según varios testimonios obtenidos por televisiones árabes vía satélites, colgados en Internet y fuentes de la oposición. A continuación empezó un bombardeo con artillería pesada, carros de combate y helicópteros que duró varias horas.

Centenares de vecinos se refugiaron en la mezquita central confiados en la protección que ofrecían sus gruesos muros, pero no fue así. “En la mezquita ya hay más de 140 cadáveres amontonados, en el río Assi han contado más de 50 [… ] y por las calles son incontables”, señaló un testigo a la televisión Al Arabiya.

Si hay tantos cuerpos sin vida a orillas del pequeño río es, según el mismo testigo, porque “los civiles que intentaron salir del pueblo fueron degollados por los shabiha (milicianos a las órdenes del régimen” y allí tirados. Tras el bombardeo, Ejército regular y shabiha penetraron en Treimse para rematar la labor con armas ligeras y armas blancas.

El Ejército Sirio Libre, que contaba con fuerzas en la ciudad, opuso resistencia y entre sus hombres hay decenas de bajas, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El aislamiento de la ciudad, cuyas comunicaciones fueron cortadas durante gran parte del jueves, ha retrasado la divulgación de la información de la matanza y de los vídeos que la resistencia suele colgar en Youtube. Aun así, a mediodía del viernes se disponía de algunas imágenes.

El mediador de la ONU en el conflicto sirio, Kofi Annan, se olvidó hoy de su tradicional prudencia y dio por válida la versión del asalto difundida por la oposición al régimen de Bachar el Asad. “Estoy conmocionado y consternado por la noticia que sale de la aldea de Treimse, cerca de Hama, de intensos combates, las bajas elevadas, y el uso confirmado de armas pesadas, como artillería, tanques y helicópteros”.

Annan arremetió directamente contra el régimen sirio: ·”Esto es una violación del compromiso del Gobierno de acabar con el uso de armas pesadas en los centros de población (….)”. Exigió, de nuevo, “la libertad de circulación de los observadores [de la ONU]” para que puedan investigar in situ sobre lo sucedido.

Antes de que emitiera este comunicado Annan había sido criticado por la oposición siria y, especialmente, por los Hermanos Musulmanes, uno de los grupos más poderosos, por su “responsabilidad” en la tragedia que compartía, según ellos, con Irán y Rusia. El Consejo Nacional Sirio, que reagrupa al grueso de la oposición en el exilio, describió lo sucedido en Treimse como un “infame genocidio”.

El régimen de Damasco dio una versión diametralmente opuesta de la batalla de Treimse. Aseguró, a través de la agencia de prensa SANA, que la matanza era obra de “terroristas” que se apoderaron del pueblo. Tres soldados perecieron cuando el Ejército regular fue a expulsarles de Treimse.

Las otras dos grandes matanzas que han sucedido este año en Siria se han desarrollado en mayo Houla, en la provincia de Homs, donde hubo 108 muertos de los que 49 eran niños, y en junio Al Koubeir, en la provincia de Hama, donde el número de víctimas mortales osciló entre 50 y 78, según las fuentes.

La tragedia de Treimse se produce cuando persiste el bloqueo diplomático. Los occidentales han presentado ante el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución que prevé sanciones políticas y económicas, pero no militares, contra el régimen, pero Rusia parece dispuesta a vetarlo.

La agencia France Presse informa de que un carguero ruso con helicópteros militares sirios renovados ha zarpado del puerto de Murmansk, aparentemente dirigido hacia Siria. El mismo buque, el Alaed, tuvo que interrumpir su viaje hacia siria el pasado mes de junio cuando se encontraba en aguas británicas, debido a la acción diplomática del Gobierno de Londres.

EEUU advierte que al Assad está movilizando su arsenal de armas químicas

El Mundo.es 

Las autoridades sirias han comenzado a trasladar parte de sus armas químicas fuera de los almacenes, según han informado funcionarios estadounidenses al diario ‘Wall Street Journal’.

Desde el comienzo del conflicto, en marzo de 2011, Estados Unidos, los países europeos y sus aliados en la región han observado con preocupación las reservas de gas sarín, gas mostaza y cianuro de Siria.

A lo largo de estos 16 meses, han vigilado las instalaciones en las que las autoridades sirias guardan su arsenal químico, que se cree que es el mayor del mundo, para detectar cualquier movimiento y cambio en su ubicación.

Los funcionarios estadounidenses están divididos en torno al significado de los últimos movimientos. Unos temen que el Gobierno de Bashar al Assad pretenda usarlos contra los rebeldes o la población civil, mientras que otros creen que está poniendo a salvo las armas químicas para que no caigan en manos rebeldes.

Interrogada sobre este asunto, la portavoz del departamento de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, ha subrayado que “el Gobierno sirio tiene la responsabilidad de salvaguardar su arsenal químico”, advirtiendo de que “la comunidad internacional pedirá cuentas a cualquier funcionario sirio que incumpla dicha obligación”.

Por su parte, las autoridades sirias han negado a ‘The Wall Street Journal’ que se haya trasladado parte de las armas químicas que posee el país árabe.

Siria es uno de los ocho países -junto a Israel y Egipto, sus vecinos regionales- que no ha suscrito la Convención sobre Armas Químicas de 1997, lo que implica que ningún organismo internacional controla su arsenal.

En el pasado, el Gobierno de al Assad ha negado que posea armas de destrucción masiva.

Facebook

Disqus

Nueva matanza en Siria. Las tropas acorralaron y dieron muerte a unas 227 personas en Treimse