4shared
Publicado el: 31/03/2012 - 6:15pm

La deuda pública de Venezuela creció 94% en solo 3 años

Compartir

 

Algunos analistas consideran muy preocupante la situación de la deuda del gobierno venezolano. En tres años, del 2008 al 2011, la deuda del gobierno Central y Pdvsa juntos pasaron de 58,9 millardos de dólares a 114,3 millardos de dólares. Un incremento porcentual del 94,06 %.

Si se separan ambas cuentas, tenemos: la del Gobierno Central pasó de 43,9 millardos en el 2008 al 79,5 millardos en el 2011, un incremento de 81,9% en dicho período. La compañía de Petróleos de Venezuela, Pdvsa, registraba en el 2008, 15,0 millardos de dólares, pero en el 2011 terminó con una deuda de 34,8 millardos de dólares, un incremento de nada menos que 132 %.

Deuda (en millardos de $)

2008

2011

          %
Gobierno Central

43.9

79.5

81.09

Pdvsa

15.0

34.8

132.00

Total

58.9

114.3

94.06

La información en detalle de El Universal

El problema más grave es que esta semana se volvió a modificar la Ley de Administración Financiera, para otorgarle al Gobierno Central más poderes para solicitar deuda adicional, sin pedir aprobación a la Asamblea ni al Banco Central. Además los organismos Fonden y el Fondo Simón Bolívar tienen autorizaciones para emitir nuevos bonos de deuda.

El Presidente Hugo Chávez en su mensaje anual ante la Asamblea Nacional, en enero de este año, aseguró que “la gestión de deuda pública ha sido sana y razonable. Su nivel es normal y aceptable y se ha manejado con buen criterio”. Sin embargo, entre 2008 y 2011 la deuda del Gobierno central subió 81%, en paralelo a cambios legales en la materia, pese a la mayor cantidad de ingresos ordinarios que tuvo el país.

En 2008 la deuda, interna y externa, cerró en 43,9 millardos de dólares, pero en 2011 las obligaciones terminaron en 79,5 millardos en una política intensiva de endeudamiento.

Cambios de tendencia

En el período de 2004 a 2008, que fue una etapa de boom de ingresos petroleros, las autoridades señalaron que se mantendría una política de deuda prudente y que la intensión era bajar el peso de los compromisos. Para el 2008 la deuda del Gobierno central disminuyó su peso en la economía y llegó a representar 14% del Producto Interno Bruto (PIB).

Pero en 2009 la estrategia cambió. La caída en los precios del crudo y, por ende, de los ingresos petroleros obligó a buscar vías para compensar la brecha de fondos y las medidas consistieron en elevar la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e incrementar los niveles de endeudamiento.

En ese período se contrató deuda adicional por 25 millardos de bolívares y para efectuar esas operaciones se modificó la Ley Orgánica de Administración Financiera del Sector Público. El texto le otorgó facultades al Gobierno central para gestionar endeudamientos adicionales cuando se registren casos de emergencia o reducción de los ingresos fiscales.

Las modificaciones fueron más allá y se dio luz verde a los entes oficiales para realizar operaciones de deuda.

En 2010 los precios del crudo se recuperaron y promediaron 72 dólares, y pese al mayor flujo de recursos, el nivel de endeudamiento fue elevado. En se siguió con la misma política. Entonces el barril de petróleo promedió 101 e igual se contempló una aceleración en las operaciones de crédito público.

A mediados del pasado año, y bajo el argumento de atender las nuevas misiones, el Ejecutivo decidió solicitar un endeudamiento adicional por 45 millardos de bolívares y ello estuvo amparado por las reformas legales que se autorizaron en el año 2009.

Si bien los montos emitidos entre 2009 y 2010 fueron altos, los ajustes cambiarios de 2010 y 2011 permitieron que el peso de la deuda interna se redujera y, por ello, la deuda global del Gobierno central cerró en 25,2% del PIB.

La firma Ecoanalítica en un informe sobre la deuda pública destaca los señalamientos del Ejecutivo nacional acerca de que los niveles de deuda son manejables, por su peso en el PIB y porque existen garantías de pago por el comportamiento de los ingresos petroleros. Sin embargo, comenta que “la tendencia de la deuda y, en especial, los costos que genera, preocupan, porque los instrumentos pagan altos intereses”.

Aunado a ello, destaca que “el creciente endeudamiento de los últimos años ya se refleja en los pagos a futuro de los compromisos de la nación”. Este año 18% del presupuesto va al servicio de la deuda pública.

Esta semana se volvió a reformar la Ley de Administración Financiera, por medio de la Ley Habilitante, para permitirle al Gobierno central solicitar deuda adicional sin la opinión previa del Parlamento y el Banco Central. A ello suman las autorizaciones que tienen el Fonden y el Fondo Simón Bolívar para emitir bonos.

En crecimiento

Analistas comentan que no sólo preocupa el comportamiento de la deuda del Gobierno central, también generan inquietud los compromisos de Pdvsa y los préstamos binacionales que se han pactado con China, Rusia y Brasil. Con esas acciones, la deuda del sector público supera 40% del PIB.

Las presiones que ejerce el Gobierno central sobre Pdvsa han llevado a las autoridades de la estatal a buscar métodos para garantizar más ingresos, pese al mayor precio del crudo, y dos de las vías han sido solicitar créditos y emitir bonos.

La deuda de Pdvsa en 2008 estaba en 15 millardos de dólares, al cierre de 2011 llegó a 34,8 millardos, de manera que en tres años las obligaciones subieron 132%. Para este período la estatal tiene que asumir más proyectos asignados por el Ejecutivo, que la obligarán a efectuar más operaciones.

La deuda de Gobierno central y Pdvsa al término de 2011 sumó 114 millardos de dólares, hace tres años estaba en 59 millardos. Ese monto crece con los créditos pactados por China que son 38 millardos de dólares.

Foto: entornointeligente.com

 

Facebook

Disqus

  • http://www.facebook.com/burnt.bread.9 Burnt Bread

    por lo menos el dinero de esa deuda no se la robara la oligarquia como hace 15 años, ira a manos del pueblo

La deuda pública de Venezuela creció 94% en solo 3 años